Estudiar en Estados Unidos con Hola English

Tu hijo se ha marchado a estudiar a Estados Unidos. ¿Ahora qué?

Tras todo el proceso de búsqueda, solicitud y preparativos para que tu hijo pueda disfrutar de su curso académico en Estados Unidos, llega el momento de la verdad: lo despides entre lágrimas en el aeropuerto y llega a su destino. ¿Qué hacemos ahora?

La primera tentación es llamarle por teléfono, mandarle whatsapps e intentar contactar con él a todas horas. Sin embargo, y al contrario de lo que parece, no es lo más aconsejable.

Tu hijo se ha marchado a realizar su curso académico en Estados Unidos, lo que significa que tiene por delante una experiencia única lejos de casa, que va a requerir que madure y se independice (con supervisión, eso sí). Su experiencia va a abarcar mucho más que el mero aprendizaje del inglés y las asignaturas de su High School. Necesita además integrarse en su nuevo entorno.

Hay muchas maneras de acompañar a nuestro hijo en su viaje, sin agobiar y sin impedirle la adaptación que esta aventura requiere.

 

1. Elige un método de comunicación

Con los teléfonos móviles y el acceso a internet prácticamente en cualquier circunstancia, es fácil ponerse en contacto con cualquier parte del mundo a través de múltiples aplicaciones como Skype, Factime, Snapchat, Viber, etc. Elige una en que los dos estéis cómodos para hablar y si tu hijo no te responde inmediatamente, que no cunda el pánico. Piensa que quizá esté ocupado, sin batería, en clase, haciendo deporte o en la ducha. Espera a que te devuelva la llamada sin necesidad de bombardearle por todas las vías posibles.

2. Elige con qué frecuencia y cuándo vais a hablar

Aunque puede ser controvertido, por regla general se recomienda hablar con el estudiante solamente una vez a la semana. La idea es no interferir en su proceso de adaptación, dejarle que se integre paulatinamente y se sienta cómodo en su nuevo destino. Demasiado contacto con España puede producirle mucha nostalgia, que eche mucho de menos a su familia y a sus amigos e impedir que se integre.

Ni que decir tiene que habrá que respetar sus horarios, los de su familia anfitriona e indiscutiblemente, el cambio de hora.

3. Sigue las recomendaciones de Hola English sobre las vías de comunicación

Como tu agente en España, nuestro objetivo principal es la seguridad de tu hijo durante su año escolar en Estados Unidos. Si algo te preocupa, contacta con nosotros.

Para evitar malentendidos, debes evitar contactar con la familia anfitriona o con la coordinadora local de tu hijo directamente. Ellos son su apoyo y punto de contacto en Estados Unidos y nosotros somos el tuyo en España.

4. Muestra tu apoyo

Aunque el participante en el programa sea tu hijo, para ti también va a suponer un enorme reto vivirlo en la distancia, sin poder intervenir directamente.

 

Cuando te cuente por teléfono cuánto te echa de menos o alguna circunstancia que le está costando superar, tu instinto natural será el de protegerle. Lejos de alarmarle con tu preocupación, lo que necesitará en realidad es que le tranquilices y le apoyes, sin grandes dramas.

Del mismo modo, si se lo está pasando fenomenal y te cuenta lo bien que se lleva con su familia anfitriona, alégrate por él, pues significa que se lo está pasando bien; aunque a este lado del charco tú estés deseando que vuelva a España.

En lo bueno y en lo malo, el apoyo de los padres es vital para el bienestar del estudiante.

Año Escolar en Estados Unidos

Leave a Comment